Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 12 octubre 2009

cinco tesoros….

DSC01881_2

El valor de las cosas siempre es relativo,  muchas veces no importa lo que cueste materialmente un objeto, pero su valor emocional y  sentimental no tiene precio.

Un regalo, sea el que sea,  siempre es de agradecer, pero si  además te llega de un modo casi inesperado, viene de algún lugar remoto con el que siempre se ha soñado y te lo traen unas manos que sabes que han pensado en ti en el momento de conseguir esos objetos, recopilando cada uno de ellos en las distintas etapas de su recorrido por tierras extrañas, lo cual en gran modo equivale a compartir en parte su viaje…. Pues a mi me emociona recibirlo, mucho más que si se tratase de un modernísimo “souvenir” elaborado especialmente para los turistas.

DSC01880_2

En esos obsequios,  recogidos en cada momento con la intención y el pensamiento puesto en el destinatario al que van destinadas, aparte del símbolo que en ellos mismos encierran por ser lo que son, se les añade un valor añadido, que es el signo del cariño implícito, con el que a modo de magia se impregna el objeto en sí  de una energía especial que inevitablemente se trasmite a quien lo recibe y pasa a formar parte de un tesoro compartido.

Mi buena amiga Dríada, de su recorrido  por Jordania nos a traído lo que yo valoro como grandes tesoros. Han sido varios, cada uno de ellos cuidado con generosa delicadeza en su presentación hasta los más mínimo detalles.

DSC01879_2 Una botella etiquetada originalmente por ella misma, de agua de Betania,  tomada del propio río Jordan,  de ese mismo lugar donde  la van a buscar los reyes para bautizar a sus vástagos. (les he avisado a mis hijos de que ya pueden hacerme abuela, y aunque me temo que de momento no están mucho por la labor, la guardare para el momento adecuado).

También un jabón artesanal elaborado al modo antiguo, con sales delDSC01911_2 mar muerto, y contiene propiedades medicinales para la piel… el sello con el que viene grabado, es significativamente un corazón.

Se acordó de igual modo de meter en una cajita con encanto, arena multicolor, para  hacerme llegar un pedacito de desierto… y cada vez que la contemplo y hundo mis dedos en ella, me parece apresar todo el color y la suave calidez de esa tierra.

DSC01918_2

Y por supuesto, consiguió traerme trambién, a pesar de estar prohibido (no hay nada que a ella se le resista!!!),  un pedacito de ese misterioso lugar que es Petra, antigua capital del reino Navateo, cuyos restos son edificios labrados en la misma roca,  a los que se accede tan solo a través de un angosto paso en el valle de la Aravá, y por la que inexplicablemente siempre, desde niña, he sentido una atracción especial y  la cual no descarto visitar algún día.

Cuando me anunció su viaje inesperado, confieso que me alegré enormemente por ella, yo sabía que necesitaba ese respiro!!, pero a la vez movida por  una cierta envidia,  me atreví a pedirle tan solo una piedrita pequeña del lugar, pero ella se las ingenio para traerme un bonito pedrusco, que entre  sus betas se inscribe un colorido alternativo que va del ocre al rojo intenso, y para mi  representa la montaña entera, la esencia de toda la historia allí acontecida.

DSC01903_2

Pero además nuestra amiga se trajo consigo la receta de una deliciosa bebida a base de limón y menta, con la que nos degusto para así refrescar el paladar, que entre tanta charla ya nos vino bien.

DSC01889_2 Pero lo mejor y lo que considero el quinto tesoro o esencia de todos ellos,  es la sonrisa con la que se nos ilumina la cara cuando estamos juntas…

Gracias Isabel, por ser como eres… tu amistad y tu sonrisa contagiosa,  son para mi el tesoro mas preciado.

He aquí el testimonio de estas meteoritas contentas… nuestra amistad es un gran pedazo de riqueza

DSC01895_2 DSC01891_2 DSC01898_2_2

Read Full Post »